Crotón Monalisa

El crotón monalisa es una de las plantas de interior que posee la mayor gama de colores vivos en sus hojas. Estas son duras y poseen nervaduras con coloraciones muy atractivas que van desde el amarillo y el anaranjado hasta los tonos rojizos.

Que cuidados necesita el crotón monalisa para lucir bien colorido y radiante?

Iluminación

El crotón no admite el sol directo. De hecho, este podría quemar sus hojas e impedir su coloración. Esto no significa que no necesite luz, todo lo contrario. El crotón demanda estar en un ambiente muy bien iluminado. Solo así sus hojas podrán adquirir sus características tonalidades, principal atractivo de la planta.

Riego

En verano necesita riegos abundantes y tendremos que asegurarnos de que el sustrato nunca llegue a secarse del todo. Es fácil que en los meses más calurosos del año tengamos que regarla hasta tres o cuatro veces por semana.
En invierno como las temperaturas son más frías, las necesidades de agua varían y podremos reducir los riegos sin dejar que  la tierra se seque por completo ya que si esto sucede, la planta se resentirá. Para orientarte, en invierno necesitarás regar tu crotón al menos una vez a la semana.

Humedad

Para ocuparnos de los cuidados del crotón, es imprescindible conocer de dónde viene. Oriunda de las Islas del Pacífico, sus orígenes marcan de manera inherente a esta planta. Lo hacen, fundamentalmente, en un aspecto: su demanda de humedad. Es una planta que necesita un cierto grado de ella en el ambiente, por lo que de no tenerla es importante pulverizar sus hojas. También tendremos que hacerlo en la temporada de invierno, momento en el que la calefacción reseca especialmente el ambiente en interiores.

Temperatura

Para que nuestro crotón crezca con vigor, tendremos que ser rigurosos con la temperatura. Esta planta se desarrolla mejor en un ambiente medio o templado. Es más: el escenario ideal para ella es un espacio con un ambiente de temperatura constante. Con esto nos referimos a que lo idóneo para ella es estar entre los 19 y los 21 grados.

Sin embargo, es importante saber que puede vivir en un abanico de temperatura más amplio. Podemos cultivar el crotón entre los 16 grados y los 25. Nunca por debajo de ninguna de las dos, pero sobre todo vigilando la mínima. Es una planta sumamente delicada al frío.

Ligado a este último aspecto, es importante que tengamos en cuenta una precaución. El crotón es una planta que no admite cambios bruscos de temperatura. Algo que no solo hace referencia a la que tengamos dentro de casa. También tendremos que ser cuidadosos de no exponerla a corrientes de aire, por lo que situarla en la entrada de casa está descartado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.