Aglaonema

Es la planta perfecta para quienes quieran disfrutar de naturaleza tropical frondosa y llamativa. Más allá de su atractivo, los cuidados de la aglaonema hacen de ella la planta ideal para muchos hogares. A pesar de las apariencias, no es excesivamente exigente en lo que respecta a la luz. Un detalle que la convierte en una opción ideal para interiores que no disponen de buena luz solar.

Que cuidados necesita la aglaonema para su bienestar?

Iluminación

La luminosidad no es una de las exigencias de la aglaonema. Por sus características, puede vivir en espacios carentes de luz natural y salir adelante en espacios poco luminosos. Esto no significa que no podamos cultivarla en un espacio luminoso. Pero si debemos tener cuidado de que el sol no incida directamente en las hojas. De hacerlo, podrían quemarse y echar a perder nuestra planta.

Riego

El cuidado más importante de esta planta. La aglaonema es una gran amante del agua, por lo que es importante mantener siempre el sustrato ligeramente húmedo. Pero ojo con esta consideración, porque no nos cansaremos de insistir: esto no es sinónimo de encharcar la planta. Es más: uno de los principales motivos de muerte de esta planta es, precisamente, un exceso de agua. Por eso, tan importante como vigilar de cerca la cantidad de riego es estar seguros de que nuestra aglaonema creta cuenta con un buen drenaje.

La pauta correcta de riego para esta planta es sencilla. En los meses de calor, tendremos que incrementarla; mientras que en los meses de frío, la descenderemos.

Temperatura

La mejor temperatura para su crecimiento como regla general, es aquella que no esté por debajo de los 15 grados. Colocarla alejada de aires acondicionados y estufas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.